28 de abril de 2009

Muhammad Ali

Odié cada minuto de entrenamiento,
pero dije:
No renuncies.
Sufre ahora y vive el resto de tu vida
como un campeón.