19 de enero de 2016

Papiro de Ani

La viñeta superior ilustra, de izquierda a derecha, al dios Heh como una representación del mar, una puerta de entrada al reino de Osiris, el Ojo de Horus, la vaca celestial Mehet-Weret y una cabeza humana emergiendo de un ataúd custodiado por los cuatro Hijos de Horus.
El Papiro de Ani es la versión más conocida del Libro de los Muertos. 
Se calcula que fue escrito durante la dinastía XVIII, hacia el año 1300 a. C. y entre todos los textos del Libro que se encontraron, es el que tiene el mayor número de capítulos, todos decorados con dibujos que explican cada paso del juicio de Osiris.
Mide casi 26 metros y forma parte de los fondos del Museo Británico desde 1888, cuando lo descubrió cerca de Luxor el Dr. E. Wallis Budge, agente de compras del museo, en una tumba de la dinastía XVIII.
Está compuesto por tres láminas de papiro, pegadas entre sí, y dividido en seis secciones de entre 1,5 y 8 metros de longitud cada una. El texto ocupa 23,6 metros.
Estaba enrollado y sujeto con una banda ancha de papiro.
En este enlace podéis ver el papiro entero.
O en este vídeo
En el texto aparece quién es Ani: 
"Escriba real verdadero, escriba y administrador de las ofrendas divinas de todos los dioses".
El libro es un manual detallado de los pasos que el ka del difunto debe seguir en la Duat para sortear los peligros del camino hasta llegar al Juicio de Osiris y superarlo con éxito para vivir eternamente en el Más allá.
El nombre real del Libro de los Muertos o papiro de Ani es "Libro para salir al día", aunque el título, podría traducirse como "El libro del eterno despertar".
En éste Papiro se encuentra la "Oración del Ciego" que dicen que es la versión original del Padre Nuestro elaborada por Jesús de Nazaret.
Cada prueba atraviesa una puerta.
En la última puerta Horus acompaña al difunto ante el tribunal de Osiris para enfrentarse al peso del corazón.
El Juicio final se celebraba en la sala de las dos verdades. En ella, Anubis pesaba el corazón del difunto para comprobar el peso causado por los pecados cometidos.
El corazón, un escarabajo azul que llevaba grabado un conjuro, es pesado en una balanza y en el otro plato se pone la pluma de la verdad (la pluma de Maat), símbolo de la verdad y la justicia.
El corazón no debía pesar más ni menos que la pluma, si no era devorado por un monstruo y
dejaba de existir. Si era más ligero que la pluma, la persona vivía eternamente. Si no, arrojaban el corazón al monstruo Ammit "Devorador de muertos".
Si vencía la prueba, pasaba la última puerta y alcanzaba el Aaru ("Campo de los Juncos").
Aaru (Pintura en la tumba de Najt)
Escena del papiro de Hunéfer mostrando el juicio de Osiris, expuesto en el Museo Británico.
En la imagen se presenta el episodio del juicio de Osiris, momento clave del viaje del difunto. Las viñetas del papiro permiten seguir la historia del juicio. 
En la parte superior (1) vemos al difunto Hunéfer celebrando ofrendas ante los dioses del tribunal, después Hunéfer es llevado por Anubis (2) al recinto del juicio donde el mismo Anubis (3) se encarga de pesar en una balanza el corazón del muerto contra la pluma de Maat. Si el corazón del difunto era más pesado que la pluma de la justicia entonces era devorado por el infernal Ammit (4) engendro de cocodrilo, león e hipopótamo, y el alma del difunto desaparecía para siempre. Si el dios Tot (5) comprobaba que el corazón aprobaba el test de la balanza, dejaba pasar al difunto que era conducido por Horus (6) ante Osiris (7) en la imagen acompañado por sus hermana Isis y Neftis, y finalmente logra alcanzar la vida eterna.
Los jeroglíficos que acompañan señalan los conjuros que debe recitar el fallecido ante cada dios para superar las fases del juicio.
Era común que se pusiera una copia del Libro de los Muertos en papiro dentro de las tumbas, para servir como chuleta al difunto, o para decorar las paredes de las tumbas con estas escenas.