31 marzo 2015

Tumba de Tutankamón (5)

El 4 de noviembre de 1922, los trabajadores que acompañaban a Howard Carter, descubrieron un escalón de granito. A la noche siguiente, el 5 de noviembre, quedaron al descubierto once más, y tras el último (16) se encontraba el dintel de una puerta, cerrada y sellada.
El sello con el nombre de Tutankamón.
La cámara funeraria.
Cuando los arqueólogos se pusieron ante la puerta del enorme catafalco dorado, situada en la cara este, vieron con desilusión que los sellos habían sido rotos en la antigüedad, por lo que solo hubieron de descorrer el cerrojo para poder abrir la capilla.
Al hacerlo, ante ellos apareció un armazón de madera de la que pendía un sutil velo con margaritas de bronce cosidas.
El peso de las margaritas había acabado por rasgar la tela amarilleada por los siglos.
Al retirar el velo de las margaritas, apareció una segunda capilla con picaportes de ébano que no habían sido abiertas desde el entierro. 
Así parecía ponerlo de manifiesto las cuerdecillas que unían dos anillos de bronce en los bordes que unían ambas puertas, y las improntas de los sellos de terracota, que presentaban su ligadura intacta.
Howard Carter, tras semanas de excavación, el 16 de febrero de 1923 procedió a desmontar y a abrir los diferentes sarcófagos.
El tesoro se componía de cuatro templetes de oro que contenían un sarcófago hecho de cuarcita y tres ataúdes.
El primero de madera, encerrado sucesivamente en otros dos, colocados a su vez en uno exterior de cuarcita amarilla donde se grabaron los nombres y títulos del faraón.
El segundo había sido envuelto en una manta con margaritas de plata, y el último, que medía 1,85 metros, era de oro macizo de un espesor de 2,5 milímetros. 
En él descansaba el cadáver, pequeño y delicado, de Tutankamón, envuelto en telas de lino y cubierto el rostro con una enorme máscara de oro de aspecto triste, aunque tranquilo.
El oro de la máscara brillaba radiante como si acabara de salir de las manos del artista que lo trabajó.
Aquella máscara fúnebre representaba a Tutankamón en toda su gloria real.
Sus manos, juntas, apretaban las insignias del poder: la vara curvada y el abanico que estaba, al igual que la cruz, con incrustaciones de cerámica azul. 
El rostro aparecía modelado en oro purísimo, en el que los ojos eran de obsidiana y aragonito, y las cejas y pestañas, de lapislázuli. 
Con sus variadas tonalidades, aquel rostro daba la impresión de mantenerse vivo.
La momia de Tutankamón dentro de su ataúd de oro macizo cubierto por una sábana y collares florales.
(Fotos de Harry Burton fotógrafo contratado por Howard Carter)
Toda riqueza dejó insensible a los arqueólogos cuando descubrieron sobre la momia un manojo de flores silvestres, homenaje de amor de la reina Ank-sen-Amon a su esposo fallecido.
Era un ramo de semillas y flores hecho a base de cabezuelas, azucenas y lotos, cuyos pétalos marchitos aún conservaban un ligero color.
Según los entendidos, el ramo debió de colocárselo la joven reina a su marido poco antes de que cerraran el ataúd.
A la vista de aquello, un soplo poético conmovió a los especialistas de la egiptología.
Carter dijo que el ramillete les provocó la emoción más fuerte de la jornada, era el testimonio del amor al cabo de 3273 años.
Por encima de los tesoros anteriores, Carter quedó profundamente impresionado al hallarse frente a la máscara de Tutankamón y un ramillete de frágiles flores que rodeaba su cuello: "aquella pequeña corona de flores -escribió-, era la última ofrenda de despedida de la joven viuda a su esposo. 
Todo el brillo del oro palidecía ante las pobres flores marchitadas, que aún conservaban la encarnación mate de sus colores originales".
Tutankamón: que tu Ka viva, que cumplas millones de años, tú que amas a Tebas, sentado con el rostro hacia el viento del norte, viendo tus dos ojos la felicidad."
"Estoy vivo. Me siento fuerte. He despertado. 
Mi cuerpo no será destruido en esta tierra eterna." 
(Resurrección del difunto)
Si mi Ba me escucha y está de acuerdo su pensamiento conmigo, entonces seré un afortunado.

Comentarios

Javier G. dijo...

Que preciosa serie dedicada al poderoso Tutankamón.
Es emocionante el detalle de las flores entre tanta riqueza. Me ha conmovido, sinceramente.
Preciosa entrada Marga.
Que pases unos días muy alegres.

Abrazos

Phil dijo...

Very impressive pictures, as always!

Mariusz from Nowy Sacz dijo...

Thanks for another set of interesting information.

Cayetano Gea dijo...

Lo del ramillete es de lo más conmovedor. El vínculo que une al difunto con la vida.
Un saludo.

MANDRAKE dijo...

Gracias por demostrarme que realmente el ramillete estaba ahí.

silvo dijo...

Me encanta esta descripciçon de la situación de la tumba cuando se la encontraron Carter y sus gentes, es una maravilla, besines!

Jesus M Garcia dijo...

Impresionante entrada... como ya te he dicho mas de una vez... cada vez me gusta mas todo lo relacionado con el Antiguo Egipto... me maravilla todo lo que hacían y como lo hacían... y a la vista está el resultado... miles de años mas tarde... todavía están ahí...
Saludos: Jesus

sheila 77 dijo...

How very interesting. I knew a little of this but not very much.
I enjoyed the pictures accompanying your text.

Carmen Magia dijo...

Es apasionante todo esto, me encanta, yo estuve viéndolo en el museo...

Menos mal que tuvieron la suerte de llegar antes de los saqueadores...

Muchos besos

José Ramón dijo...

Fabulosa está entrada Feliz Domingo de Resurrección Saludos

Gigliola Rizzo dijo...

Excelente artículo!!
En este día tan especial paso a desearte un hermoso domingo de Pascua y un comienzo de semana repleto de alegría.
Muchos cariños!

Bajo la Lupa

Phil Slade dijo...

It's a beautiful story Marga. We can all appreciate Egypt in so many ways.

Phil Slade dijo...

It's a beautiful story Marga. We can all appreciate Egypt in so many ways.

CÉU dijo...

Hola, Marga!

Gracias por tu visita e gentil comentário.

Gostaria de te colocar una pergunta, a que apenas responderás, se assim lo desejares, y que es la seguinte: por que razão ou razões tu te interessas tanto pela civilização egípcia, tendo criado mesmo um blogue a ela dedicada?

Tiens muy bom gosto, porque esta civilização foi brilhante, e ainha hoy tem muchos segredos para desvendar.

Neste post, tu hablas do túmulo do Faraó Tutankanón, de una forma muy meticulosa y interessante.
A técnica do embalsamento dos cuerpos era delicada e demorada, pois como tu sabes, los desventravam e colocavam dentro deles várias substâncias, para que durassem mucho tempo, aliás, quando fossem chamados ao julgamento de Osíris, pesando a pena y lo corazon, todo tinha de ser feito, na perfeição.

Las preciosas riquezas encontradas neste túmulo e noutros, não es conhecido, ainda, seu verdadeiro significado, porque la História no es una ciência exata.

Interessante la descoberta da Pedra da Roseta, aquando da expedição de Napoleão Bonaparte ao Egito. Provavelmente, hablarás desse assunto.

Um abraço, com carino.

Lucimar da Silva Moreira dijo...

Marla imagens impressionantes, beijos.
http://www.lucimarestreladamanha.blogspot.com.br/

JLO dijo...

la verdad que mas allá de la importancia real de este personaje en el universo de reyes de Egipto, este descubrimiento es apasionante de todo punto de vista...

me gustó eso de las margaritas pero como se puede conservar el vestigio de una flor en 3 mil años? no me entra en la cabeza...

¿la margarita es una flor tan antigua? nunca se me ocurrió pensar eso... besos linda!!!!!!!

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Me encanta todo lo referente la la cultura egipcia.
Parece que me olvidé de ponerme de seguidora.
Tal como dije paso una sola vez al mes por los blogs y aquí estoy.
Un abrazo marga
Sor. Cecilia

monse conchello dijo...

Preciosa descripción, que emoción contemplar la máscara de oro y otros tesoros en el Museo de El Cairo, me has hecho recordar. Muchas gracias.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Gracias Marga, me alegré verte en mi casa.
Un abrazo

Linda dijo...

Wonderful post, Marga. I have some very good friends from Egypt, they are very nice people.

Rosemildo Sales Furtado dijo...

Olá Marga! Mais uma vez, aqui me faço presente para apreciar tão belo e bem detalhado relato, ampliando assim, meus conhecimentos sobre a cultura egípcia.

Beijos,

Furtado.

Juan Antonio Torron Castro dijo...

Impresionante trabajo Marga, (gracias), de una impresionante época de nuestra (¿nuestra?)civilización. Realmente han creado precedentes.
La torre Agbar, ahora es un hotel.
Un saludo grande.-

Marina-Emer dijo...

Gracias por visitarme ,no habia manera de entrar al comentario para dejarte unas letras ...desde que estudie Decoración y una asignatura era Egipto me sedujo y aqui lo veo muy interesante te seguire si me lo permites ...besos
Marina

Carlos Bonilla dijo...

en verdad que egiptologia es extraodinaria y mas aun la egiptologia alternativa . felicito a nuestro muy estimado amigo por publicar estos datos y fotos . nunca habia visto estas fotos . me impresionaron bastante . me considero amigo de la antropologia y egiptologia alternativa. saludos desde culiacan . sinaloa mexico.