13 de enero de 2015

Hetepheres I (la reina mariposa)

En 1925, durante los trabajos de excavación de la zona este de la Gran Pirámide, el equipo dirigido por el Dr. George Reisner de la Universidad de Boston (EE.UU.), encontraron una capa blanca de argamasa, después de retirarla, bajo ella salió a la luz una estructura rectangular de bloques de piedra caliza de Tura y retirados estos apareció la boca del pozo al que se accedía por una escalera que descendía verticalmente. 
Este sería el inicio de un espectacular hallazgo, en uno de los objetos depositados en la tumba y con signos dorados se podía leer Hetepheres. 
Se trataba de la tumba de la reina Hetepheres I, madre de Jufu (Keops) y esposa de Snefru.
En la cámara había dos sillas, un dosel, una cama y una silla de manos. 
También había un cofre con joyas, piezas de cerámica, una colección de cuchillos y objetos de aseo, frascos de perfume, todo de gran riqueza, con adornos de oro, cobre y lapislázuli.
Dos de los brazaletes de plata de la reina Hetepheres I
En ese periodo de la historia egipcia, la plata era más preciada que el oro, estos brazaletes incrustados en cornalina, turquesa y lapislázuli con diseño de mariposas, debían de ser extremadamente raros y costosos.
Los objetos hallados en la tumba de Hetepheres I constituyen hoy uno de los tesoros del Museo de El Cairo.
Cofre con brazaletes
(JE53265) el cofre (41,9cm x 21,8cm), de madera dorada, se encontró al lado del sarcófago, que estaba vacío.
Abajo, la cámara funeraria tal y como fue vista por primera vez el 8 de marzo de 1925
Sarcófago antes de su apertura y vista del interior, vacío.
Las superficies interna y externa del cofre están cubiertas de hoja de oro mostrando un diseño de estera.
La tapa, fijada al lado posterior mediante chamales, se levanta mediante un pomo de marfil fijado en el centro. 
Este tirador tuvo que ser repuesto por una pieza nueva de marfil ya que el original aunque se encontró en su lugar original, se descompuso.
A ambos lados del pomo figura una inscripción horizontal en jeroglífico en donde se puede leer "caja que contiene brazaletes" y "Madre del rey del Alto y Bajo Egipto".
Bajo esta inscripción se añadió la palabra "brazaletes", trazada con tinta negra, posiblemente y según Reisner, por la mano de un escriba durante el inventario de los objetos del ajuar efectuado con ocasión del traslado a la nueva sepultura de la reina.
El cofre fue fabricado para que contuviera dos filas de diez brazaletes ensartados en dos barras de madera a cuyos extremos se fijaron discos dorados.
Los veinte brazaletes, algunos de los cuales ya estaban muy dañados en el momento de su descubrimiento, están formados por una hoja de plata curvada, abierta por su parte interior.
En la superficie externa de cada uno de los brazaletes se hicieron ligeras incisiones para la introducción de incrustaciones policromas que reproducen imágenes de cuatro mariposas estilizadas, separadas entre ellas por un pequeño disco de cornalina roja.
Los cuerpos de las mariposas y algunas porciones de sus alas se realizaron en lapislázuli, las cabezas y las partes de mayor tamaño de las alas son de turquesa y las colas de cornalina.
Abajo, una reproducción de brazaletes de la reina Hetepheres, hecha en 1947 por el Sr. William J. Young.
En un foro de Egipto leí esto
Lo poco que pude analizar sobre la reina Hetepheres I son sus joyas, y me llamó la atención sus pulseras de plata en las cuales hay representadas mariposas de colores de pasta vidriada.
En la joyería del antiguo Egipto, en contadas ocasiones aparecen representadas mariposas, creo que otro caso es un collar, colgante o pulsera en forma de mariposa granulada de la princesa Khumet.
Tal vez, en el caso de la reina Hetepheres I ella sentía gran admiración por las mariposas e incluso tal vez se llegara a identificar como una mariposa.
De ahí la relación del vestido y la posición de sus brazos.
De manera abstracta, visualmente mirando la imagen podemos trazar con nuestros ojos la silueta de una mariposa con las alas abiertas, e incluso la peluca rubia o casquete recuerda a la cabeza de una mariposa y su vestido ceñido al cuerpo como si fuese el cuerpo de una mariposa.
Tal vez ella deseara convertirse en una mariposa en el viaje del más allá.
El trono de Hetepheres.