29 de junio de 2013

Libro de las respiraciones

Es un libro religioso empleado y desarrollado en el área de Tebas dentro del Periodo Grecorromano (aproximadamente entre los siglos I a.C-II d.C).
Está dividido en dos documentos denominados Libro I y Libro II. Ambos se escribieron en hierático o demótico sobre papiro usándose anverso y reverso.
Fue empleado sobre todo por los sacerdotes tebanos, que incluyeron al dios Amón en este documento como agente en ciertas cuestiones del Más Allá. Incluye fórmulas de libros religiosos más antiguos como por ejemplo el "Libro de los Muertos", la Ceremonia de la "Apertura de la Boca", Glorificaciones o algunos de los conjuros que debían recitarse en la momificación, etc.
Además se añaden fórmulas completamente nuevas redactadas en este periodo.
El difunto debía utilizar esas fórmulas para aprender a respirar de nuevo, al aliento vital en el más allá.
El conjunto del Libro de las Respiraciones está compuesto por dos libros.
El primero, parece ser más antiguo y se atribuye a la diosa Isis mientras que el segundo se imputa a Thot.
En el caso primero, el libro habría sido confeccionado para "vivificar el Ba y el cadáver de Osiris y reunir todos sus miembros por segunda vez".
El segundo contiene textos de función muy concreta: los sarcófagos, la guía del Más Allá, la conservación del nombre, los textos relacionados con el hipocéfalo y las protecciones mágicas, el renacimiento a través de la dios Nut, etc.
En general en su contenido se destaca una gran preocupación hacia la falta de aire tras la muerte y en este contexto se incluye a Amón como "creador del viento" o del soplo de vida.
En el mismo caso se presenta Shu.
Estos documentos son una innovación tardía y servían al fallecido, más que como un libro religioso por sí mismo, como un repertorio para utilizar a modo de pasaporte para su vida tras la muerte y su aceptación en las esferas divinas.