19 junio 2012

Nun

En Heliópolis es la personificación del abismo acuoso del que surge la colina primordial. 
Sus cualidades eran infinidad, oscuridad y la turbulencia de las aguas tempestuosas. Personificaba el Abismo, el Caos, y extendido al sentido cósmico griego, el Océano. 
Se pensaba que Nun continuaba existiendo en las aguas subterráneas que daban origen al Nilo. 
Es un dios que aceptan, como punto de partida, todas las cosmogonías; la heliopolitana decía que en él yacía inerte Atum; en Menfis se le asocia a Ptah como Ptah-Nun, quien engendra a Nun, según se lee en la estela de Shabaka. 
De él también surgió Ra el primer día de la creación y luego toda la vida. 
A veces se le representa sosteniendo en el aire la barca solar divina. 
El Osireion de Abydos tenía una canal de agua subterráneo que representaba a Nun; así mismo, el pequeño estanque del templo de Sethy I en Tebas podía tener el mismo significado. 
En Hermópolis formaba pareja con Naunet y era uno de los ocho dioses que formaban la Ogdóada. 
Se dice que Nun era el Dios de las tinieblas, era de agua y solo para durmiendo.
Cuando por fin se despertó se dio con la sorpresa que no había nada a su alrededor. Por ello, decidió comenzar con la creación del universo.
Creo la Tierra y de él hizo surgir a Egipto. Y como Egipto nació del agua, ella debió darle la vida, por ello creó el rió Nilo.
A Nun no se le rindió culto en templo alguno, no obstante estaba siempre presente en todos los templos diluido en las oscuras aguas de los lagos sagrados.
Es el nombre de las "aguas primigenias", un éter sin volumen ni forma que desde el comienzo está inerte y extendido por todo el cosmos. Sin embargo, dentro de sí contenía al principio creador, el dios Atúm-Ra.
La idea de las oscuras aguas del Nun surgió de la propia naturaleza de Egipto. 
Cada año las aguas de la inundación cubrían toda la tierra para luego dejarla emerger poco a poco mientras las aguas se iban retirando. 
Este momento se conocía como "Zep Tepi", el día primero del comienzo de los tiempos, al que le seguían los cinco días epagómenos y el día de Año Nuevo, o Wep Ronpet.
Nun, el Océano Primordial. Nun era la divinidad primigenia del universo según la cosmovisión egipcia, del que surgieron todas las demás cosas.
Las tradiciones varían en lo referente al orden de aparición de los hechos, pero todas concuerdan en que en el origen solo existía Nun y todo proviene de sus aguas turbulentas y oscuras.
Nun era entendido como un "concepto"; es el principio común en todas las cosmogonías, la primera sustancia abstracta, el elemento caótico que contiene el potencial de la vida, simbolizado como caóticas aguas primordiales que ocupaban todo el universo.
En el principio, antes de la creación, sólo hay Nun (pero "no existe"), es un océano inerte, sin límites, rodeado de absoluta oscuridad, que no es la noche, pues aún no se había creado esta.
Los sacerdotes egipcios, para describir este estado, enumeraban lo que no existía.
Se creía que después de la creación, las aguas del Nun rodeaban la Tierra, siendo Nun el responsable de la inundación anual del Nilo, y de las aguas subterráneas que marcaban los límites entre el mundo de los vivos y el de los muertos.
Nun, como concepto deificado, posee un Ba (espíritu) que es el Sol.

Comentarios

silvo dijo...

No podía tener mayor templo que la propia agua, vida, transporte, comienzo, alivio, transformación, su importancia nace de su esencia, besos!

El Drac dijo...

Entre tanta sabiduría antigua en donde todas más o menos acercan sus diferencias; me pregunto si al final no serán ciertas esas creencias.

Un gran abrazo

Jo dijo...

Hizo surgir a Egipto, casi nada eh, jeje

David C. dijo...

todo lo que uno aprende.
Saludos.
David
Pd: Ahora voy a escribir en mi nuevo blog "Observando Cine" tal como solía hacerlo en "Cine para usar el Cerebro"
Te dejo el enlace.
http://observandocine.com
Visitame.

Rayén dijo...

Tienes un interesante blog.
Muchos abrazos.