23 de abril de 2012

Ritual de la Apertura de la boca

En el centro de la escena está la momia de Hunefer, sujeta por el dios Anubis (o un sacerdote usando una máscara de chacal). 
La esposa de Hunefer y su hija lloran mientras tres sacerdotes llevan a cabo los rituales. 
Los dos sacerdotes con bandas blancas están celebrando el ritual llamado "la apertura de la boca".
El edificio blanco de la derecha es una representación de la tumba, con un portal de entrada y una pequeña pirámide.
El fallecido está adorando a Osiris.
La apertura de la boca y los ojos o abreviadamente, apertura de la boca, fue un ritual del Antiguo Egipto que se describe en textos funerarios como en los Textos de las Pirámides, mediante el cual, se devolvía (o se otorgaba) el uso de la boca y los ojos, es decir, las facultades por las que se manifiesta la vida.
Los antiguos egipcios creían que para que el alma de una persona pudiera sobrevivir en la vida futura necesitaría comida y agua.
Para ello, preparaban un ritual especial de "Apertura de la boca" cuyo objetivo principal era que el fallecido pudiese comer y beber de nuevo en la otra vida El ritual, denominado por los egipcios uep-rá, implicaba la animación simbólica de una estatua o una momia del fallecido mediante la magia de la apertura de la boca y los ojos para que pudiera respirar, comer, ver y hablar.
Pero también se hacía esta ceremonia simbólica con los templos, los ushebtis y con las representaciones de las divinidades o de los animales sagrados como los escarabeos.