11 abril 2011

Abre los ojos


Había una vez una chica que cuando cerraba los ojos, creía que el mundo ya no la podía ver. Solía cerrarlos cuando se sentía sola o angustiada, o simplemente cuando tenía miedo. Todo el mundo pensaba que era una mujer fuerte y valiente, y muy pocos sabían que, en realidad, era frágil y que frecuentemente se sentía asustada y sola, como una niña perdida en un bosque, de noche.
(De la película "Ingrid")
No hay peor miedo que el que construye uno mismo:
El miedo llamó a la puerta, la confianza abrió y fuera no había nadie.
Observa: Cuando tienes miedo a algo, ello ocurre, porque estaba en tu mente, y luego crees que tú sabías que iba a ocurrir; cuando en realidad tú lo creaste con tu mente. Y si agregaste sentimientos y palabra a tu pensamiento, le dotaste de la energía necesaria para que se manifieste en tu mundo.

Comentarios

Astaroth (O.R.G.) dijo...

"Abre los ojos" es otra peli que mola :p! Creo que veo demasiado cine, todas tus entradas me recuerdan a alguna peli xD!

A qué tienes miedo tú, Jedena :p? No me lo digas :p, deja que lo lea en tu mente :p!

Nightmare dijo...

El miedo es una cosa horrible que nos hace recordar que existen riesgos hasta cada vez que tomamos una decisión por mas minima que fuese y nos hace retroceder...todos tenemos miedo alguna vez en nuestras vidas, pero no queda mas remedio que escuchar lo que atemoriza a nuestros corazones y ver como poder enfrentarlo, ya que nada es imposible en este mundo y como viene en un libro de Coelho "Sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar.", por cierto..me encanto esta entrada en tu blog.
Un Abrazo!! :D

Veró dijo...

Toda, toda, toda la verdad.
Miles de abrazos
Veró

Angeles dijo...

Al miedo hay que ponerle mucho amor, cada vez estoy más segura de que estos son los dos sentimientos que rigen nuestros actos, el amor es real el miedo un simple fantasma.
Abramos los ojos, miremos con amor y ahuyentemos el miedo.
Besitos mi linda guerrera!

Calvarian dijo...

El miedo es inevitable. Pero uno se acostumbra, lo combate o baila con él. Miedo a la soledad, miedo al desamor, miedo a las calvas(Esto último creo que no lo han superado, no me rozan ni por tropiezo...) jeje

Saludos miedosos

Andri Alba dijo...

Creo en esto más de lo que yo creo.

Me encantó tu post querida Marga.

Un abrazo fuerte,

Andri

Ps: Lo cierto es que tu casa es uno de los blogs más acogedores que he podido conocer. Gracias por compartir.

Silvia García dijo...

Querida Marga, lo sábes porque comentaste en él, los miedos que tuve desde niña, creo que una vez instalados es muy difíl sacarlos, maxime cuando a lo largo de la vida tampoco se ha vivido en un lecho de rosas.
Creo que cada día abro esa puerta para convencerme que allí detrás no hay nada, que debo esforzarme por que en mi mente solo se construyan pensamientos positivos.
Gracias!!
Un abrazo
Silvia

Jo dijo...

No cierres esos ojazos, preciosa.

Jo dijo...

Ésta eres tú, los ojos cerrados, bajo la lluvia. Nunca imaginaste que harías algo así, nunca te habías visto como… mmm… no sé como describirlo, como, una de esas personas a las que les gusta la luna o que pasan horas contemplando las olas o una puesta de sol. Seguro que sabes de qué gente estoy hablando… o tal vez no. Da igual, a ti te gusta estar así, desafiando el frío, sintiendo como el agua empapa tu camiseta y te moja la piel. Y notar como la tierra se vuelve mullida bajo tus pies y... el olor, y el sonido de la lluvia al golpear las hojas. Todas esas cosas que dicen en libros que no has leído… ésta eres tú.

Jo dijo...

Es de la peli "Mi vida sin mí".