15 marzo 2011

Fuego (Simbología en Egipto)

Como ocurre en otras culturas, el fuego era un elemento ambivalente, era considerado tanto benéfico como dañino, purificador y devastador. Fuego era lo que desprendía la diosa serpiente (Ureos) cuando se encolerizaba, lo que escupía cuando -situada en la frente de Ra o del monarca- le protegía contra todo el mal que quisiera atacarle. Era el elemento que empleaban algunas deidades para espantar a las fuerzas malignas.A causa de las propiedades térmicas del Sol, los egipcios sospecharon que era fuego y como tal situaron su morada en un lugar denominado "La Isla de las Llamas" o "Isla de Fuego". Este "fuego" se percibía cada mañana en los amaneceres teñidos de rojo. El fuego podía ser un símbolo de vida y de salud, tan imprescindible como para que los difuntos sintieran la necesidad de él como energía para mantener su cuerpo "vivo"; precisamente para esta función se enterraban con ciertos talismanes, llamados hipocéfalo.
(Símbolo egipcio que representa el fuego) Pese a sus cualidades purificadoras, como elemento peligroso y temible, también tenía que ser conjurado para que no dañara al fallecido. También como elemento purificador, sirvió para deshacer ciertas figurillas de cera que reproducían a algunos animales (simulando virtualmente su sacrificio real) o la imagen de los enemigos a las cuales se les dotaba de personalidad gracias a la reproducción de su aspecto característico y la inscripción que se grababa o pintaba sobre la superficie de la figura. Aparece citado en multitud de ocasiones como un medio de tortura para los condenados en el Más Allá, como martirio para aquellos que no habían sido justos en la tierra. Los seres que morían quemados no tenían posibilidad de que su Ba (alma) perviviera en la eternidad y las almas condenadas en el juicio del Más Allá también sufrían este castigo o pena capital.

Comentarios

moderato_Dos_josef dijo...

Los Egipcios antiguos los intuyeron todo y casi descubrieron con una sensibilidad asombrosa.
Un abrazo.

El Drac dijo...

Como siempre las culturas antiguas adorando la verdadera causa de la vida; es paradójico el que hayan tenido tanta sabiduría. un fuerte abrazo

Roy dijo...

Espero no morir quemado y conservar mi Ba :D

Astaroth (O.R.G.) dijo...

Y por robar espadas :p? Qué castigo se le ponía al que robaba espadas :p? El fuego del infierno quizás :p?

Vaya mariposa!!! Pero esa la has visto tú alguna vez? Casi puedes salir volando montada en ella :p!

Los gatitos molan... hasta que formen un ejército y ataquen xD!, jajaja :p.

Astaroth (O.R.G.) dijo...

La foto del abejorro que dices tú también me gustaba a mi :)! Salía un poco borrosa y estuve a punto de no subirla, pero el momento está chulo, ahí levitando :p!

Bueno, con lo grandes que son esas mariposas seguro que pueden volar a donde sea :p! Lo mismo viene una a recogerte a la ventana :p!

Los egipcios no sé lo que harían... pero el Infierno ha cambiado desde entonces y ya sabes quién está al mando :p!, no :p?

Angeles dijo...

El fuego ilumina y quema, el bien y el mal en todas las cosas y en nosotros mismos.
Creo que va siendo tiempo de re-aprender lo que está escrito en la naturaleza.
Buen domingo con brillo de sol y de luna:)

Astaroth (O.R.G.) dijo...

Y tanto que eres una experta en mariposas ;)! Está genial la página que me has pasado :)! Gracias a ella he podido corregir la entrada :D (no había acertado en casi nada xD)! Muchas gracias ;)!

Maribel dijo...

Tienes un blog muy ameno e interesante.

Un saludo

Silvia García dijo...

Cuando era chica y estudiando el catecismo me hablaban del infierno!!! me quedo sin mi Ba??
Marga querida, como siempre tan interesante todo lo que nos cuentas.
Quiero agradecerte las palabras que dejaste en mi ante último post y espero no te parezca mal, pero te menciono en el último.
Un abrazote
Silvia

Rafael Hernampérez dijo...

Esta simbología sobre el fuego es muy similar en otras muchas culturas y religiones. Desde su descubrimiento por el hombre primitivo hasta nuestros días, el fuego causa admiración y pavor, beneficios y destrucción. También significa limpieza y purificación, y se practicaba (practica) a menudo en los campos, en la incineración, en la noche de San Juan...

Calvarian dijo...

El fuego presenta esa dualidad, da y quita vida.
Saludos