31 de enero de 2011

El tiempo del lagarto

En el libro de "La vieja sirena" su protagonista en una de las partes del libro, enferma gravemente. Ella lo llama "el tiempo del lagarto" porque se pasaba largo tiempo tumbada en el patio mirando un lagarto al sol y ella se sentía así, en letargo y sanando muy lentamente. No solo sanaba físicamente sino que tenía mucho tiempo para verse por dentro y cambiar la piel, renovarse.
Ponte al sol y deja que sea el tiempo del lagarto, déjate sanar y solo espera, obsérvate por dentro.