10 de diciembre de 2010

Ajet (horizonte)

Ajet era la forma de designar el horizonte. 
Consistía en la representación del Sol saliendo entre dos montañas, que evocaban las dos cadenas montañosas lindantes con el Valle del Nilo, cuya imagen evocaba el renacimiento. 
Estas montañas también estaban personificadas por el dios Aker, cuya iconografía es la de dos leones yuxtapuestos entre los cuales nace el disco solar. 
También está representado por los dioses Shu y Tefnut, que toman, como Aker, el aspecto de dos leones que se dan la espalda. 
Este espacio era el lugar donde residía y renacía Ra, el Sol. 
Por ello éste era también un símbolo de renacimiento.
Las dos cadenas montañosas, en los dos cuerpos laterales y el centro, más bajo, el lugar por donde el Sol renacía cada mañana.
Los dos leones fueron nombrados Sef y Duau, que significa "ayer" y "hoy".