12 mayo 2009

Elévate

Después de la Segunda Guerra Mundial, un joven piloto inglés probaba un frágil avión monomotor en una peligrosa aventura alrededor del mundo. Poco después de despegar de uno de los pequeños e improvisados aeródromos de la India, oyó un ruido extraño que venía de detrás de su asiento y se dió cuenta que había una rata a bordo y que si roía la cobertura de lona, podía destruir su frágil avión. Podía volver al aeropuerto para librarse de su incómodo, peligroso e inesperado pasajero. De repente, recordó que las ratas no resisten las grandes alturas. Volando cada vez más alto, poco a poco cesaron los ruidos que ponían en peligro su viaje.
Moraleja: Si amenazan destruirte por envidia, calumnia o maledicencia, vuela más alto. Si te criticaran, vuela más alto. Si te hicieran alguna injusticia o deufraudaran tu fe, vuela más, más alto, acuérdate siempre que las ratas no resisten las grandes alturas.

Comentarios

Angeles dijo...

Me encantan las coincidencias, ayer tenía esta historia en mi cabeza. Es genial!!
Volar más alto es el verdadero secreto.
En mi blog a la derecha hay un premio para ti.
Besos:)

Calvarian dijo...

Caray...clara y directa. Estabas mosqueada con alguien en particular??? jaja
Espero que no
Besix

Carolina dijo...

¡A volar alto! Así es. Nada de dejar que nos hundan. Pasar de todo lo que deteriore nuestro ánimo, fuerza, fe, voluntad... tantas cosas que pueden dañar esas ratas, que si no las descartamos pronto nos consumen y nos llevan al abismo.
Muy buen post.
Besos

YACOBSSËN dijo...

Siempre desde los más alto, el cielo es más azul y la tierra se ve mucho mejor.

roxana dijo...

hOLA mARGA aSI ES!!! qUE BUENA LECIÒN!!!!! lAS RATAS NO VUELAN ALTO,!!!! CIERTO, LO RECORDARE EN VARIA OPORTUNIDADES!!!! uN BESO Y GRACIAS POR TAN BELLO MENSAJE! rOXANA

ixilik dijo...

Vuela más alto!
De dónde sacarás todas estas preciosas historias...
Tendrás un archivador del optimismo o algo así, jejeje.

Gracias por pasar,

Ixilik

Que viva el optimismo!