29 mayo 2009

El guerrero cae y se levanta

Un guerrero de la luz, antes de entrar en combate importante, se pregunta a sí mismo: "¿Hasta qué punto desarrollé mi habilidad?"
Él sabe que las batallas que trabó en el pasado siempre terminan por enseñar algo. No obstante, muchas de estas enseñanzas le hicieron sufrir más de lo necesario. Más de una vez perdió su tiempo luchando por causa de una mentira. Y sufrió por personas que no estaban a la altura de su amor. Los victoriosos no repiten el mismo error.
Por eso el guerrero sólo arriesga su corazón por algo que vale la pena.
Paulo Coelho.
(Manual del guerrero de la Luz)

Comentarios

Estrada dijo...

En la batalla se aprende, a que habrá otra batalla, y en cada batalla la vida pueda ganarse o perderse con ella. Se debe luchar como si no se deseara morir. Zalemas

Angeles dijo...

Llegar al punto de saber cuando vale la pena arriesgar el corazón significa que se ha aprendido mucho y que las batallas han sido muy útiles.
Me encanta este libro!!
Besos:)

Yoni Bigud dijo...

Claro que sí, como todo buen guerrero.
El criterio de utilidad como medio para la felicidad.

Un saludo.

Julio dijo...

Precioso, el Manual del Guerrero de la Luz. Cuántas cosas por aprender y pasar a nuestra vida diaria.
Besos.

Gonzalo Vázquez Gabor dijo...

Como buen luchador, el guerrero de la luz conoce su inmensa fuerza, pero jamás lucha con quien no merece el honor del combate.

Calvarian dijo...

Soy un guerrero de la luz jejeje. Lo que pasa que cuando arriesgo pierdo...Y dejo de ser el guerrero de la luz...

Besix