4 de abril de 2009

La danza de los pájaros

A veces, veo desde mi ventana a un grupo de pájaros ir de un lado a otro al mismo compás. Todos sus movimientos y giros van acompañados de una perfección que no deja de sorprenderme.
Bauticé este ir y venir como "la danza de los pájaros".
Me gusta mirarlos, a veces es como si supieran que yo necesito que estén ahí "danzando" para darle sentido a cosas que por alguna razón lo perdieron.
Esto es importante para mí, con eso me basta.
Muchas veces me dicen que soy rara, extraña, por cosas que me gustan.
Yo no veo nada raro en mirar a los pájaros o sentarme en el suelo.
No voy a cambiar, implica muchas cosas que no estoy dispuesta a cumplir, así que seguiré mirando a los pájaros "danzar", y cuando me de la gana me sentaré en el suelo, a leer un libro, jugar con mi gato, o simplemente porque me apetece.
Conozco a muchas personas que se pasan la vida intentando agradar a los demás, renunciando incluso a las cosas que le gustan por si los demás piensan mal.
Yo no me avergüenzo de las cosas que me gustan ni tengo que demostrarle nada a nadie.