13 abril 2009

El sagrado colibrí

Pequeños y rápidos, con una vibración en su aletear tan elevada que pareciera estática; no se ven a diario pero cuando aparecen en nuestro camino podemos asegurar que la madre naturaleza nos está hablando en su poético lenguaje.
Esta hermosa ave representaba para los sabios aztecas lo que nosotros conocemos como el Espíritu Santo. En su danza cósmica bebe el néctar de las flores, símbolos de las virtudes y poderes del alma, un ritual representante de la revalorización del ser en su propia obra.
Fue llamado por los sabios Nahuas Huitzilin o Huitzitzillin y siempre estuvo asociado a Huitzilopóchtli, el Dios de la guerra Florida o que hace florecer al corazón, es decir, la lucha interior.
El colibrí es el símbolo por excelencia de la purificación, inclusive se ligaba a Quetzalcóatl, el sol naciente, el niño sol que se representaba siempre con un pequeño Huitzitzillin.
Existe una hermosa leyenda de origen Maya que nos habla de este singular pájaro, en la que se describe al colibrí en un halo de misterio y se le atribuye ser portador del pensamiento de los hombres.
Leyenda
Si te desean un bien o un mal él lo transporta. Por eso, cuando lo veas volar cerca de ti, unas veces sentirás tranquilidad, como si te pusieran una flor en el pecho, en este caso, toma lo que te trae y como luz que arde en la luz, piensa en bien para los demás que él llevara tu deseo y luego vendrá a ti desde las almas de los demás.
Pero cuando al revolotear cerca de ti sientas una inquietud que te punza, como si te clavaran una espina en el corazón, no lo toques, pero defiéndete en pensar bien y en desear cosas buenas para todos.
El colibrí es el dardo que viene de las manos que no se ven y relumbra en la luz, como las miradas de los que desean en la oscuridad; por algo pasa por tu camino, puede ser por mal o puede ser por bien, pero es tu corazón quien debe saberlo.
Si de ahora en adelante un colibrí se aparece en tu camino, escucha a tu corazón, auto-obsérvate y míralo con la más profunda conciencia, descubre las emociones que te mueve y de esta manera descubrirás el mensaje que lleva para ti.

Comentarios

Angeles dijo...

No conocía esta leyenda, muy valiosa, hace mucho que no veo un colibrí, son como el arcoiris, no es muy común verlos, seguramente porque traen algún mensaje especial cuando se muestran.
Me encantó.
Un abrazo.

Rafael Hernampérez dijo...

Afortunadamente veo colibríes en España, concretamente en Madrid y en Toledo. Aunque en un principio cría que eran abejorros gigantes y me daban miedo. Pero cuando te detienes a observarlos, te quedas como hipnotizado y no sientes sino admiración por esta pequeña pero gran criatura.

Silvia García dijo...

Preciosa leyenda Marga.
Los colibrí son fantásticos, solía verlos en el patio de mi casa aquí en Buenos Aires.
Como dice Rafael, te quedas admirado de verlo todo el tiempo aleteando, con su pico maravilloso bebiendo el néctar de las flores.
Te dejo un abrazo y deseos de buena semana.
Silvia

Diego P. dijo...

Hola Marga.

He pasado una mala semana, pero ya estoy mucho mejor, por lo que ya puedo seguir yendo a trabajar. Muchas gracias.

Espero tu extracto. Lo publicaré con mucho gusto.

Diego.

Elio Milay dijo...

"EXCLAMACIÓN"

Quieto,
no en la rama,
en el aire,
no en el aire,
en el instante,
el Colibrí

(Octavio Paz)

Elio Milay dijo...

Señorita Huitzilina, mándame un par de fotos tuyas a elio_milay@yahoo.es y te hago un regalo divertido.

cibersan dijo...

Marga
esta muy chevere tu blog...felicidades!

ahi te dejo para que lo cheques:

www.tumentepoderosa.blogspot.com

fer